Archivos Mensuales: abril 2009

El Supremo declara que todo despido de una embarazada es nulo

Hasta ahora, sólo había nulidad si la empresa conocía el estado de gestación

El Tribunal Supremo (TS) ha declarado que todo despido de una trabajadora embarazada debe considerarse nulo, incluso si la empresa ignoraba esa situación en el momento de rescindir el contrato. La sentencia de la sala de lo social del Supremo asume de este modo la doctrina de una reciente decisión del Tribunal Constitucional (TC), que llegó a idéntica conclusión para resolver un caso concreto, el de un recurso de amparo de una mujer que había sido despedida tras quedar embarazada. La importancia de la nueva resolución de la sala de lo social reside en la jurisprudencia que genera y su aplicación a otros casos similares.

La posición que hasta ahora había sostenido el Supremo es que resulta preciso que la empresa conozca la situación de embarazo para declarar el despido nulo. Sólo en ese caso – se venía diciendo-cabría presumir que ha sido la circunstancia de la gestación la que ha determinado la rescisión de la relación laboral. En palabras del Supremo, el embarazo suponía “un panorama indiciario de la lesión de derecho fundamental”. Es decir, que se entendía que la mujer embarazada podía estar perdiendo su puesto de trabajo por el mero hecho de estarlo, de modo que se producía una vulneración del derecho fundamental a no sufrir discriminación alguna por razón de sexo.

A partir de ahora, en cambio, no hace ninguna falta que la empresa haya conocido la previa situación de embarazo para declarar nulo el despido. Será nulo, por tanto, todo despido de una trabajadora embarazada, salvo que existan razones objetivas para acordarlo, como el cierre de la empresa o una conducta de la trabajadora incompatible con sus obligaciones laborales. Lo que se prima es la aplicación taxativa del artículo 55.5. b del Estatuto de los Trabajadores y su reforma a tenor de la ley para la Conciliación de la Vida Familiar y Laboral, en cuanto protege a las embarazadas no obligándolas a informar de su situación de gestación.

El Supremo se apoya en el Constitucional para razonar que el Parlamento ha dado una protección reforzada a los derechos de la mujer en estos supuestos, y aplica el criterio de que basta la condición objetiva de embarazo para declarar nulo el despido. El caso resuelto se produjo en una empresa de Reus. La resolución de la sala de lo social cuenta con un voto discrepante, que estima que el Supremo se ha sometido al Constitucional sin motivo.

Jose María Brunet
La Vanguardia

Prestación económica por hijos e hijas menores de tres años

Las bases por las que se regirán estas ayudas han sido publicadas en el Diario Oficial de Galicia, el viernes 3 de abril de 2009 Nº Dog: 65; Página del Dog: 6.742, “Outras disposicións”

La prestación está condicionada únicamente por el requisito de no estar obligado a presentar la declaración de la renta por razón de los ingresos obtenidos en 2007.


 

Personas beneficiarias:

Aquellas personas que tengan hijos/as menores de 3 años a día 1 de enero de 2009 (nacidos entre o 2-1-2006 e o 1-1-2009, incluidos) y que, por razón de ingresos obtenidos en 2007, ni ellas ni ningún miembro de la unidad familiar estuvieses obligadas a presentar la declaración de la renta correspondiente a este período, excluidas aquellas unidades familiares cuyos ingresos durante 2007  superasen los 22.000 euros.

En los supuestos de nulidad, separación   o divorcio de los progenitores, el beneficiario de la prestación será el padre o madre que tenga la custodia de los/as hijos/as.


 

Requisitos:

Que los progenitores tengan su residencia habitual en Galicia.

Que en la fecha de solicitud los niños/as convivan con la persona solicitante.


 

Tipo de ayuda y cantidad:

Pagamiento único por cada hijo/a menor de 3 años, siendo la cantidad de la prestación de 360 euros por cada uno de los hijos/as.


 

 

Solicitudes y documentación:

Entrega del modelo oficial que figura como anexo I de esta orden, junto con la siguiente documentación:


  • Fotocopia del DNI o NIE de la persona solicitante y de su cónyuge o pareja.
  • Fotocopia del libro de familia o certificación literal de nacimiento del registro civil de cada uno de los/as hijos/as menores de 3 años.
  • Certificado de empadronamiento conjunto de toda la unidad familiar.
  • Copia de la sentencia de nulidad, separación o divorcio y del convenio regulad, de ser el caso.
  • En los supuestos de adopción o tutela, copia del auto judicial de adopción o de la resolución judicial de constitución de la tutela.
  • Fotocopia de la hoja de la libreta o cartilla de ahorros en la que figure el número de cuenta en el que se desee recibir el ingreso, y en la cual debe figurar como titular el solicitante.
  • Una declaración del conjunto de todas las ayudas solicitadas o concedidas por este mismo concepto por cualquier administración pública (anexo III)

 

Solicitudes para personas anteriormente beneficiarias:

Si la persona solicitante recibió la prestación familiar por hijo menor de 3 años en el año 2008 y no tiene solicitadas ni concedidas otras ayudas por este mismo concepto, solo tendrá que presentar la solicitud formalizada en el modelo oficial (anexo I).

En este caso, se podrá obtener la solicitud debidamente cumplimentada en la dirección:

http://www.xunta.es/aplicacions/pfc


 

Lugar y plazo para la presentación de solicitudes:

40 días naturales contados desde el dia siguiente de la publicación de esta orden.

La presentación de la solicitud se podrá realizar por vía escrita o telemática:

  • Vía escrita:

 

  • La solicitud más la documentación requerida se presentará en la oficina del Registro.
  • Vía telemática:

 

  • Haber sido beneficiario de estas ayudas en el año 2008 y no haber variado las circunstancias personales, jurídicas  y económicas determinantes al derecho de la prestación
  • No deberá tener solicitadas o concedidas otras ayudas por hijos/as menores de 3 años para este mismo fin.
  • Poseer un certificado digital bajo la norma X.509 V3, expedido por   la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Real Casa de la  Moneda.

 

Resolución:

En el plazo de 6 meses contado desde el dia siguiente a la fecha de entrega de la solicitud. Transcurrido dicho plazo, de no tener resolución expresa, las solicitudes se considerarán desestimadas.

Compatibilidad:

Las prestaciones reguladas en esta orden serán compatibles con cualquier otra establecida, tanto por las administraciones públicas o cualquiera de sus organismos, entes o sociedades, como por cualquier entidad privada.

Pago:

El pago se realizará únicamente en la cuenta que los solicitantes hiciesen constar en la solicitud.

Adjuntamos publicación en el DOG y anexo para tramitar la solicitud:

DOG Anexos